Un buen 2019 y los retos del 2020

Un-buen-2019-y-los-retos-del-2020

Se acabó el 2019 y el balance para el sector extractivo es bueno, o al menos esperanzador

Lo anterior porque el Gobierno logró adelantar reformas y acciones que ayudarán a reactivar el sector y promover los principios de coordinación, concurrencia y transparencia. Veamos:

El primer hito se dio con la expedición de la Ley del Plan Nacional de Desarrollo (PND), con el cual, como cada cuatro años, el Gobierno aprovechó para incluir reformas al sector. Entre éstas hay que resaltar, las tendientes a formalizar la extracción de minerales sin título, la modificación al procedimiento de cesión de títulos, eliminando el requisito de cumplimiento de las obligaciones para el registro de la cesión y la aplicación del procedimiento de las servidumbres de hidrocarburos a las servidumbres mineras. Finalmente, quizá la norma más importante de todas es la que desarrolla el sistema de cuadrícula minera, introducida por el PND de 2015.

A partir de este marco regulatorio, la Agencia Nacional de Minería lanzó en diciembre el nuevo Sistema Integral de Gestión Minera: ANNA Minería, que constituye el hito más importante del sector minero desde la expedición del Código de Minas de 2001. ANNA va a ser una plataforma integral y transaccional en la cual los titulares gestionarán todos los trámites, desde pagar regalías, hasta solicitar integraciones y cesiones. Adicionalmente, cuenta con un visor geográfico catastral con información actualizada que se alimenta de diferentes entidades sobre proyectos, licencias, áreas restringidas y excluidas.

Los principales retos de ANNA serán la confiabilidad, transparencia y precisión de la información, en especial la información ambiental que proviene de diferentes autoridades. Asimismo, la información debería servir a las diferentes entidades (incluidas las territoriales) para la aplicación de los principios de concurrencia y coordinación eficientemente. Esta herramienta, debería ser la piedra angular de la reactivación de la exploración en el país, pues la exploración es el punto de partida para la generación de proyectos. En Colombia hay un déficit de información sobre exploración minera, la cual es necesaria si el objetivo es que la minería tenga un mayor impacto en el crecimiento del país.

Por otro lado, se aprobó la reforma al Sistema General de Regalías. Esta introdujo cambios que fomentan la transparencia y la coordinación, entre ellos el aumento de los recursos directamente asignados a las entidades territoriales, con la posibilidad de adelantar las regalías. Asimismo, se incrementaron los recursos destinados a los municipios más pobres, lo que será un incentivo para que las regiones den la bienvenida a la industria extractiva.

Con estos dos avances, se dieron pasos positivos para el sector minero, que ayudarán a potenciar esta industria en Colombia y a implementar los principios de coordinación, concurrencia y transparencia. Todavía quedan retos adicionales para el 2020, entre ellos, el cambio climático y la descarbonización. Este debe ser un tema prioritario para la agenda del 2020, porque Colombia necesita un plan muy estructurado para hacer esta transición sin que sea traumático en las zonas carboníferas de Colombia.

Autor: Mateo Sinisterra Calderón

Asociado senior en Derecho Minero de Philippi Prietocarrizosa Ferrero DU & Uría

Suscríbase a nuestro News Letter

Reciba toda la información actual, clave y de alta calidad del sector minero-energético en su Email.


Comparta esta información con sus contactos.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Traducir »