Edición 3

"Brillan el oro, cobre y esmeraldas en Colombia"

Artículo 1 - Opinión

Por Eduardo Chaparro

Colaborador permanente de la revista especializada: Minergía.

La situación minera de américa latina y una propuesta de extensión del conocimiento y del análisis.

Es bien sabido que la industria minera formal, aporta una contribución vital a la economía latinoamericana. No sólo proporciona cantidades sustanciales de ingresos y empleos de forma directa o a través de sus cadenas de provisiones sino también proporciona materias primas que son esenciales para los sectores de rápido crecimiento e innovador como las energías renovables, la eficiencia energética en el transporte o las tecnologías inteligentes.

Pero hay que decir, que la producción de minerales, enfrenta múltiples desafíos, tales como: las dificultades producidas por con los precios más bajos de los productos, la de trabajar con los más altas normas sociales y ambientales, junto con la necesidad de atender con suficiencia las peticiones de los clientes más exigentes. Hoy en día no hay un país de América en donde no se agite la bandera de la protección ambiental en contra de la actividad minería.

Hay quienes pensamos que lo uno no es incompatible con lo otro y que la minería bien e hecha es una herramienta para apalancar los trabajos, planes, proyectos y operaciones que dan sustentabilidad al ambiente.

Por eso podemos decir también que no hay un país en el continente en donde no haya excelentes ejemplos de la convivencia armónica entre la producción de minerales y metales y la protección del medio, del agua, de la armónica convivencia con las comunidades y de la entrega de recursos al erario de las naciones, para impulsar el bienestar público.

Muchas son las causas de esta situación y los expertos, mencionan una larga lista de razones que, según ellos, explican las razones del temor ciudadano y por consiguiente de la resistencia, que en no pocas ocasiones ha sido violenta y agresiva.

Por supuesto quienes en ejercicio pleno del derecho a disentir y a oponerse a esta actividad, lo hacen, no pocas veces desinforman, atribuyen efectos nocivos no previstos o maliciosamente ocultados a la práctica minera, se aprovechan de una de las debilidades más marcadas de la industria y que no ha podido corregir pese a los avisos, sugerencias y pedidos que desde la academia, desde los gremios de profesionales y de los analistas se le hace: aprender a comunicar.

Junto con esta incontrastable verdad, aparecen otras razones como lo son por ejemplo la pobre autocritica y la idea de confundir propaganda con comunicación.

Súmese a lo anterior la idea de que hay que tener una muy baja exposición ante el público, con el argumento de que si se mantiene un bajo perfil pasaremos desapercibidos.

Saber que he hecho mal es a juicio del autor, el paso fundamental para poder comunicar el quehacer minero en su real dimensión y poder evitar lo que ya ha comenzado para este 2018: la recia campaña anti minera, que pretende su eliminación o su acorralamiento en los más estrechos resquicios de la regulación.

Como nunca antes, la minería se ha convertido en lema para la obtención de votos y apoyos políticos, para ello, un amplio espectro de candidatos de diversas corrientes, han acudido a la desinformación y a la confusión, entre la explotación ilícita y la minería formal, con visiones apocalípticas que anuncia catástrofes si se permite el desarrollo de proyectos mineros y centrando sus argumentaciones en dos disyuntivas: oro o agua y: minería o medio ambiente, como formulas excluyentes la una de la otra.

Por supuesto hay que fomentar el debate técnico e invitar que este, no se soslaye y en su lugar, se apele a fórmulas prohibitivas, a los lugares comunes y de opiniones que si bien intencionadas, desde diversos ángulos del conocimiento, puedan evadir la argumentación técnica y acudan más bien en a generalizaciones del desastre y de la depredación.

El tema por su vital importancia, no admite que se agudice su discusión, mediante consideraciones, que omitan un profundo conocimiento del tema, para que no se dejen de lado aspectos que deben ser de pura consideración técnica y por tanto conduzcan a la toma de decisiones, que afecten en materia grave los ingresos nacionales, la generación de empleo, subvierten el derecho minero e introduzcan expectativas no técnicas de ordenamiento territorial, y por ende: vayan en detrimento de la integridad del territorio, promoviendo soluciones que en principio parezcan razonables, pero que no consultan al final, las necesidades de crecimiento y desarrollo justo y una armónica utilización de la dotación natural de los recurso mineros, los cuales deben ser mirados como una vigorosa palanca de desarrollo integral y de lucha contra la pobreza, de la mano de un riguroso manejo de todos los componentes del ambiente y de la sociedad para la satisfacción de sus requerimientos básicos, sin obstruir las posibilidades de la gobernanza para que ella sea cada vez más fácil de alcanzar como una plataforma de desarrollo humano.

En este contexto y en este crítico momento, es que se da la aparición de un elemento que originado en Europa, reconoce que los países latinoamericanos y los de Europea, pueden concretar el mutuo interés de aprovechar el potencial minero de la región y fortalecer el papel de la minería, como una de las industrias extractivas, al igual como contribuyente a las economías locales, como proveedores a los sectores del futuro y hacerlo de manera sostenible desde el punto de vista social, medioambiental y económico, en pleno alineamiento con los objetivos del desarrollo sostenible de la ONU.

Por ello no es de extrañar que tanto, la UE y América Latina han manifestado su interés común en intensificar la cooperación dentro de las industrias extractivas sobre la base de sus complementariedades y objetivos comunes.

Esto ayudará a superar los retos y fomentar el crecimiento económico, en una labor compartida entre la Unión y siete países socios latinoamericanos: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Mexico, Perú y Uruguay como contra partes de la Unión Europea. Que quieren todos ellos, transformar este interés compartido, en la práctica, a través del proyecto de la Plataforma de la red del desarrollo mineral (Mineral Development Network Platform -MDNP).

El objetivo del proyecto MDNP es reunir, gracias a la cooperación multilateral existente, a todos los inversores relevantes de entidades y disciplinas relacionados con las industrias extractivas no energéticas de la UE y los países latinoamericanos participantes.

De este modo, apoyará una cooperación continua y estructurada entre la UE y América Latina, reforzando el diálogo, promoviendo las tecnologías innovadoras, fortaleciendo las relaciones comerciales, institucionales y académicas y la apertura de nuevas perspectivas de negocio, lo que conduce a situaciones de ganar-ganar (winwin) entre los dos socios estratégicos.

Con base en un análisis exhaustivo de los sectores extractivos de la Unión Europea y Latinoamérica; el MDNP sea diseñado para permitir espacios para “networking”, la recolección de información y el intercambio de mejores prácticas.

Ese Análisis está centrado en los siguientes puntos, que se individualizan para cada país, mediante una minuciosa, sistemática y crítica búsqueda de información que se ocupan de: Crear una amplia base de datos de socios y partes interesadas: establecer una red de contactos directos y promover el compromiso; proporcionar una evaluación de la situación actual de la base de referencia de la inversión de la UE; y describir de manera detallada el estado de la cooperación y relaciones comerciales UE-América Latina, así como del sector extractivo no energético de cada país latinoamericano destinatario y la de los instrumentos e instrumentos de financiación potenciales.

En principio este trabajo ha permitido contar como conclusiones preliminares: Una visión a largo plazo: y del tiempo para desarrollar una colaboración real entre ambos lados del Atlántico; ha facilitado el encuentro cara a cara de los actores mas relevantes de la industria, en eventos en Buenos Aires, Santiago de Chile, Arequipa, Bogotá, Panamá, ha identificado y ofrecer a una amplia base de datos de fuentes de información, desarrollará un sentido de comunidad entere la UE y Latinoamérica; al tiempo que ha precisado temas cruciales para la discusión en los análisis de fortalezas, amenazas debilidades y oportunidades que se ha hecho para cada país, amén de haber sistematizado las instituciones académicas que promueven la enseñanza, la innovación y la investigación.

Y contar en muy breve plazo un valioso repositorio de información al alcance de quienes se inscriban en este proyecto y en su plataforma.

Para ello se ha generado una estrategia de participación de las partes interesadas, mediante la construcción, hoy muy avanzada de una a plataforma de red para la cooperación continua y estructurada sobre una base de beneficio mutuo entre las Autoridades de la UE y Latinoamérica, las empresas (incluidas las PYME), la academia; los servicios geológicos y otras entidades relevantes para el sector minero en las áreas de: tecnología; comercio; servicios de consultoría inversiones; entrenamiento y capacitación; infraestructura y salud y seguridad minera así como gobernanza, y todas las demás áreas comprometidas en la cadena de valor desde la exploración hasta el cierre de minas y la rehabilitación post minería.

En este contexto es claro para los responsables del proyecto que debe haber una cartografía de la participación de las partes interesada, que a partir del análisis de los grupos de interés, muestre además los objetivos, motivaciones, impacto e influencia de los distintos grupos de interés y los resultados de los mismos, los cuales deben ser registrados en una plataforma para que el usuario tenga un conocimiento real del estado en el que se encuentran las actividades de cada uno de los interesados.

Una vez concluida esa cartografía de actores, se desarrolla un plan de comunicación enfocado en cada grupo y su impacto potencial en el proyecto y la construcción de una red operativa – Prueba de la plataforma – Foro de discusión e intercambio sobre la plataforma – Participación en el METS – In-put en talleres y áreas centrales para el METS – Retroalimentación: por correo electrónico, teléfono o a través del sitio electrónico (web) señalando los puntos focales con una comprobación cruzada de la información recopilada en fichas nacionales y las fuentes de información en los países latinoamericanos.

Para el proyecto como tal se consideran como grupos de interés, los denominados en inglés (stakeholder)s los siguientes: los operadores privados; los contratistas; los proveedores de bienes y servicios; los servicios especializados de consultoría; los comercializadores; los usuarios finales de los minerales; las autoridades mineras de la UE y de Latinoamérica, por supuesto, así como las ambientales y la academia, en todas sus categorías.

Asimismo, se construyen fichas país para cada uno de los siete países involucrados en las cuales se consigna información sobre: el marco socio- marco económico; la Clasificación de indicadores como el Índice de Desarrollo Humano; y el Doing Bussines; el marco normativo relativo a las actividades extractivas; los regímenes tributarios mineros; la infraestructura; las relaciones comerciales globales de mercancías entre países, y las relaciones entre ellos y la UE en términos de comercio e inversión; lo atiente a comunidad y medio ambiente y los compromisos internacionales, suscritos por cada uno de los siete países.

Todos eso se analizan a partir dela revisión de 51 parámetros entre los cuales se pueden citar los siguientes: Área Terrestre; Población; GDP; PIB per cápita (INB per cápita); Sector minero en PIB; crecimiento del PIB; Saldo por cuenta corriente (% PIB); tasas de inflación y de desempleo; Facilidad para hacer negocios; Libertad Económica -Fraser Institute – Encuesta de Empresas Mineras: Índice de Atractivo de Inversión – Índice de Desarrollo Humano IDH – Índice de Competitividad Global Percepción de la corrupción; Sistemas gubernamentales y judiciales: Licencias de exploración; Licencias de minería; Código de Minería; Procedimientos de Permiso.

También el Apoyo gubernamental a la industria minera, los regímenes tributarios mineros; la geología y productos básicos; la producción de minerales, las reservas Minerales; listado no exhaustivo de Minas activas; Infraestructura de transporte; los principales Destinos de Exportación, y la importación; las principales exportaciones relacionadas con los recursos y la minería del país; la relación de inversión de la UE con el país Total / IED. Así como: Investigación y desarrollo; Disponibilidad de datos geo-científicos públicos y fiables y lo atiente a Comunidad y medio ambiente, recursos hídricos; áreas protegidas; pasivos mineros; cuestiones comunitarias relacionadas con el sector y Asuntos ambientales, así como los ya mencionados Compromisos internacionales pertinentes, las Universidades (currículo relacionado con el sector extractivo) y los actores relevantes del tercer sector.

Dentro de todo este conjunto de actividades se debe destacar la convocatoria que el proyecto MDNP hace para la Convención De Minería & Exploración Y Feria Comercial (METS), tendrá lugar por primera vez en Madrid en la primavera de 2018.para los días: 1011 y 12 de abril de 2018, en el Madrid Marriott Auditorium and Conference Center.

Esta conferencia y feria comercial METS, será una excepcional oportunidad para que la UE y sus socios de América Latina puedan encontrarse en persona y adquirir una visión más profunda de la cooperación, del beneficio mutuo y continuo en la minería y en todos los sectores relacionados y conocer de primera mano las realidades, posibilidades y todos las incertidumbres y dificultades que se asoman para el futuro del sector minero, en el agitado contexto descrito en un comienzo.

La conferencia, con el concurso de calificados ponentes internacionales del área de gestión de la industria extractiva no energética. de campos de tecnología, servicios de consultoría, infraestructura, inversión, comercio, formación y habilidades, salud y seguridad, buena gobernanza y otras áreas relevantes para la minería, tendrá una dinámica donde los socios podrán obtener información de primera mano y podrán promover sus tecnologías, empresas y organizaciones.

La red EEN (Enterprise Europe Network) y sus Centros Latinoamericanos de Cooperación Empresarial (de Argentina, Brasil, Chile, Perú, México y Paraguay) y el Grupo del Sector de Materiales estarán presentes y se unirán al evento B2B (negocio a negocio) con sus compañías respectivas. Aproveche la oportunidad de conocerlos y hacer negocios con ellos.

Allí, para debatir como enfrentar ese difícil panorama, para conocer a los actores, y discutir con las autoridades nacionales, el contexto nacional y regional, deberían estar presentes no solo los actores mineros si no sus críticos, pues la ocasión, los responsables y el espacio, garantizan la neutralidad y el alto nivel de la discusión y se podrán extraer conclusiones que mejoren las decisiones sobre un tema tan importante como lo es para los países de la región, de la industria minera.

Es por ello que entidades gubernamentales, las embajadas, representación Permanentes, Cuerpos de Cooperación Formal, Autoridades Mineras; así como representantes del mundo de las finanzas, los bancos y agencia de Crédito a la Exportación, Fondo, Bolsas; se alistan para tomar parte en este evento.

No menos importante es esta cita para los investigadores, las universidades las entidades de Investigación y Desarrollo e Innovaciones, los encargados de la prospección geológica y por supuesto la Industria, los gremios, los proveedores de equipo minero, losa de tecnología y las empresas de Minería y Exploración, del sector privado, los asesores y consultores, los organismos de cooperación, los servicios geológicos, las pymes y los desarrolladores de Infraestructura.

Este proyecto, inserto dentro de la Estrategia para el abastecimiento sostenible de recursos naturales de la Unión Europea, es un modelo para considerar en la mejora de las relaciones público privadas en el sector minero, con la incorporación en la discusión de los actores sociales y académicos. Ojalá este esfuerzo, dinamice la discusión, aclare conceptos y permita decisiones que despejen el camino en el campo minero latinoamericano.

Este proyecto, en resumen: contribuye a un exhaustivo conocimiento del sector minero latinoamericano, en un amplio espectro de temáticas específicas, un proyecto que es revisado y avalado por expertos independientes al equipo de trabajo y que busca ser usado para orientar la toma de decisiones de las autoridades mineras y ambientales, al permitirles tener una visión integral de los principales productores mineros de la región y sus rasgos esenciales, al tiempo que debe facilitar la captación de inversión minera de buena calidad, entendida ésta, como aquella que atiende y practica las más elevadas normas de conducta y comportamiento corporativo en el campo minero y garantiza la trazabilidad del suministro de materias primas a los países consumidores mediante la aplicación de las buenas prácticas en una minería bien hecha.

Comparta esta información con sus contactos.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
© Copyright 2019. Sitio desarrollado por Inkster
Traducir »