La palabra gerente

gerente

El concepto de empresa de pequeña minería, donde el “dueño” ha desarrollado la explotación por iniciativa propia y pocas veces posee respaldo calificado y hay contratación de tecnólogos o de profesionales, en medio del escepticismo que los considera muy teórico, se diluye en las consideraciones de organismos internacionales y nacionales, con la definición MAPE: , que en un solo saco mezcla toda la producción minera de bajo volumen: artesanal, de subsistencia, tradicional, ancestral, formal y no formal. En un acápite de artículo de organismos multilaterales : titulado “Observación sobre la minería artesanal y en pequeña escala (MAPE) se dice:

“Decenas de millones de personas en todo el mundo dependen de la MAPE, mucho más que de la minería a gran escala, para garantizar sus medios de vida y sus ingresos. La minería artesanal suele darse con más frecuencia en las zonas pobres, lo que aumenta su repercusión y sus riesgos para el desarrollo. La MAPE genera puestos de trabajo e ingresos, pero no siempre es segura y legal ni está bien controlada o regulada.
Las actividades de la MAPE pueden tener importantes consecuencias negativas para el medio ambiente, la salud y la sociedad, y su carácter no estructurado también puede convertirlas en una fuente de ingresos de fácil acceso en el marco de la delincuencia organizada y los conflictos armados. Sus consecuencias son claras en relación con los ODS.”

Sin desconocer a los no formales, esa mirada da igual trato al minero de poca capacidad financiera pero que: “cumple” con la normativa y cobija sin darse cuenta a capitales al margen de la ley o amparados por fuerzas irregulares.

En pequeñas operaciones “formales”, el dueño es gerente y representante legal, frente a bancos, autoridades, trabajadores y el mercado; carece casi siempre, de formación empresarial administrativa. Políticos, instituciones acosadas por la accidentalidad, la presión de medios o de organismos de control, promueven programas de asistencia técnica, que se repiten sin modificación conceptual alguna: ¿Se puede entrenar a un titular, con un potpurrí de cursos? ¿No!

La experiencia indica, que pocos aprovechan las bonanzas, invirtiendo o controlando costos, para mejora de operaciones, o de cartera, para cuando vengan las vacas flacas. El más vulnerable al ciclo de precios es el pequeño carbonero por depender del mercado local. En el oro, esos vaivenes del precio, la tecnología atrasada, los expone a crisis, florecen la intermediación y la pauperización llega, junto con las malas prácticas. Persevar en el formato tradicional de asistencia técnica, es repetir ad infinitum algo que ha mostrado poca utilidad.

Hay otro camino: aprendiendo del pasado e innovando con educación, empezando en la escuela primaria, donde más allá de enseñar a aprender a leer y a escribir, mostrando el cambio técnico vertiginoso, como una oportunidad para crecer
La educación oficial en pueblos y ciudades, muestran un paupérrimo conocimiento de Ciencias Naturales, es imperativo fomentar su conocimiento y vincular al MinEducación con el concepto minero;

Las Ciencias Sociales, sin conocer las naturales, de poco o nada sirven. Saber de química, física y biología, sin entender el papel del ciudadano, nada aporta a la comunidad. Ese cambio de modelo educativo es muy largo. Urge buscar que un paquete integral técnico administrativo y social, llegue pronto y se exija cursarlo a los llamados pequeños mineros, para poder acceder a la formalización.

Un título no formaliza: usufructuar el recurso minero, propiedad de todos, demanda preparación para cumplir la obligación emanada de lo concedido: obtener de su explotación, la satisfacción económica y el desarrollo personal y comunitario.

Debe haber un Programa Nacional de Formación Empresarial minera, continuado, visible, y diseñado, con elementos técnicos-ambiental, contables, y de educación ciudadana, que hable de la obligación de ejercer sus derechos, cumpliendo deberes como el del acatamiento del régimen laboral, tributario y contable, mercado de compradores.

Se necesitan: más gerentes formados y menos empíricos, y de complemento necesario: romper el nudo gordiano de la comercialización, dar crédito realista y controlado y preparar para pedirlo, usarlo y multiplicarlo generando: riqueza pública.

1. “Minería Artesanal y en Pequeña Escala”

2. Cartografía de la minería en relación con los Objetivos de Desarrollo Sostenible: un atlas; Foro Económico Mundial, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, el Centro de Inversión Sostenible de la Universidad de Columbia o la Red de Soluciones de las Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible, en un acápite. https://mail.google.com/mail/u/0/?tab=rm&ogbl#imp?projector=1

3. ODS: Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Autor: GEOL. Eduardo A. Chaparro Ávila
Consultor en Recursos Naturales

 

Suscríbase a nuestro News Letter

Reciba toda la información actual, clave y de alta calidad del sector minero-energético en su Email.


Comparta esta información con sus contactos.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Traducir »