Edición 4

"¿Cómo está avanzando el sector minero en 2018?"

Artículo 1 - Actualidad

IV Congreso Nacional de Minería en Cartagena de Indias.

La minería se consolida como el motor de las ventas externas del país, pero está amenazada por la inseguridad jurídica, la extracción criminal y la carga de impuestos que le resta competitividad para recibir inversión extranjera.

Recobrar la seguridad jurídica para la industria minera, fomentar la exploración, revisar el canon minero, reformar el sistema de regalías y establecer unas tarifas de renta acordes con los países vecinos, entre otras, son recomendaciones que se formularon durante el 4º Congreso Nacional de Minería en Cartagena de Indias.

El presidente de la Asociación Colombiana de Minería (ACM), Santiago Ángel Urdinola, presentó un diagnóstico real del sector que, de un lado, evidencia que es motor de desarrollo para el país y las comunidades en donde operan las empresas de mineras y, de otro, deja claro que la inversión extranjera se ha desviado a otros mercados debido a las condiciones poco favorables de competitividad que se ofrecen en el país.

“Es necesario replicar mejores prácticas internacionales en materia de competitividad minera, como las recientemente adoptadas en países competidores como Perú, Chile y Ecuador, que incluyeron un régimen tributario que favoreció la inversión, contratos de estabilidad jurídica, revisión de la normatividad minera y ambiental y el desarrollo de un Centro de Excelencia Minera, para aprovechar nuestra industria como apalancamiento de desarrollo, crecimiento y riqueza”, expresó Ángel Urdinola.

Insistió el presidente de la ACM en que, para el fortalecimiento del sector, es indispensable conocer el subsuelo, esto es, fomentar la exploración. “El potencial geológico de Colombia es inmenso. Si alcanzamos un entorno minero de valía protegido por una normatividad eficiente, la inversión que llegaría estaría cercana a los USD$6.700 millones”, reveló el vocero gremial.

Los mineros consideran que dada la incidencia del sector en las exportaciones y el potencial del país, ProColombia debe tender un apoyo sólido como el que se da a mercados como el agrario para visibilizar al país como un mercado favorable en materia extractiva. “Es perentorio establecer una política pública competitiva que incentive la atracción de capitales mineros y que permita potenciar el crecimiento”, aseguró Santiago Ángel.

Las cargas tributarias que el Estado colombiano aplica al sector extractivo están muy por encima de los países referentes que se constituyen como competidores en la región. Por ejemplo, las tarifas de rentas son del orden del 33%, mientras que en Chile, Perú, Brasil, entre otros, son del 25%. El país tiene 33 impuestos territoriales (20 en los departamentos y 13 en los municipios). “El impuesto a los explosivos pasó del 5 al 20%, se trata de un cobro gravoso e injusto”, apuntó el vocero de la ACM.

El Sistema de Regalías fue abordado de manera transversal en todo el congreso. “Este sistema tiene las tasas más altas de la región y lo hace muy poco competitivo frente a los modelos de Chile, Perú, Argentina y Canadá, en donde el tributo está basado en las utilidades y no en el nivel de producción como sí es en Colombia”, señaló Ángel Urdinola.

En la cumbre nacional minera se concluyó que la reforma al sistema de distribución de regalías es necesaria para recuperar el interés político y social a nivel regional en los proyectos. El objetivo es generar procesos más eficientes para favorecer a los municipios productores.

Se planteó como fórmula para incentivar la exploración, establecer un mecanismo que permita recuperar el IVA pagado como sucede en los países del área. Hoy, la única alternativa para recuperar el IVA en exploración es una vez se inicie la actividad productiva lo que no es garantía para los inversores.

Los asistentes al congreso destacaron la iniciativa de obras por impuestos; modelo que ha llamado la atención de países como Chile que lo va a replicar. El sector plantea ampliar la cobertura de ejecución de esas obras y recuperar así la confianza en regiones que se vieron afectadas por la reforma al sistema en el año 2011.

Un tema sobre el que se reflexionó en profundidad fue el de los Trámites. Santiago Ángel Urdinola planteó crear una entidad con rango ministerial para que lidere el proceso de los Proyectos de Interés Nacional y Estratégico (PINE). “Serían tres elementos claves en esa reforma: ventanilla única para trámites, implementación de estrategias de coordinación interinstitucional y de buenas prácticas en materia de diseño y realización de evaluaciones ambientales.

“La eficiencia en los trámites está relacionada con el fortalecimiento de la Agencia Nacional de Minería y del Sistema Nacional Ambiental. Es fundamental una transformación para tener acceso a todos los procesos en línea. Es necesaria la revisión del catastro minero y que no quede aislado de los registros de propiedad nacional”, enfatizó el presidente de la ACM.

Un debate trascendental en el marco del congreso fue el relacionado con la seguridad jurídica. El común denominador entre todos los asistentes es el alto nivel de preocupación por recientes decisiones de las Altas Cortes que han propiciado una inestabilidad en la toma de decisiones y cambios precipitados y abruptos en la jurisprudencia.

Para los asistentes al encuentro minero nacional, las consultas previas se constituyen en la mayor amenaza para el sector. Según los estudios presentados, el 34% de los empresarios reducirían sus operaciones en el país debido a la falta de certeza jurídica y a los cambios de las reglas acordadas inicialmente. Colombia es líder en el mundo en la realización de las consultas previas.

A la fecha se sabe de 125 municipios de 18 departamentos que tienen interés en prohibir las actividades minero–energéticas, este indicador solo se podrá controvertir con acciones directas del gobierno  para preservar la industria. Una de las iniciativas está orientada a la actualización del Código de Minas para que todos los actores de la cadena tengan participación en el ajuste de la normatividad.

Fue un clamor de todos los participantes en el 4ª Congreso Nacional de Minería para que el gobierno en pleno tome acciones contundentes para acabar con la extracción criminal. El daño no es solo para los ecosistemas, para las comunidades y sus economías locales, el más afectado es el sector minero formal que paga regalías, genera empleo y participa del desarrollo de las poblaciones en áreas de influencia. La confusión de la opinión pública ha desembocado en propiciar una percepción errónea sobre la Minería Bien Hecha, figura que hace mucho daño a una industria clave en el desarrollo nacional.

La ACM plantea una estrategia integral que propone audiencias públicas regionales, cátedra de minería en colegios y giras internacionales de promoción, entre otros proyectos, para dejar claro a la sociedad que la minería formal convive con todos los sectores productivos, que protege el medio ambiente y apalanca el desarrollo del país y de manera particular de las comunidades más abandonadas por el Estado.

Comparta esta información con sus contactos.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
© Copyright 2019. Sitio desarrollado por Inkster
Traducir »