Edición 3

"Brillan el oro, cobre y esmeraldas en Colombia"

Artículo 2 - Opinión

Por Silvana Habib Daza

Presidenta de la Agencia Nacional de Mineria.

Colombia en la senda de la estandarización de sus
recursos y reservas mineras.

Bogotá, 18 de febrero de 2018 – Kenny es un hombre de negocios que está desesperado por tener un golpe de suerte. Decide convertirse en explorador, se asocia con un geólogo para ejecutar un plan: encontrar oro en la inexplorada selva de Indonesia. Así inicia el argumento de la película Gold (La Gran Estafa), basada en el escándalo conocido como Bre-X que involucraba a un grupo de compañías mineras canadienses, que afirmaban tener un gran yacimiento de oro en este país asiático.

Era 1995, una época en la que las bolsas subían sin parar y la pequeña minera constituida por los dos hombres, se las arregló para que certificaran que, en el remoto yacimiento de Borneo, había hasta 6.500 toneladas de oro, es decir, casi el 8% de las reservas mundiales del metal precioso. Dos años después la historia daría un giro, al descubrirse que el yacimiento tenía cantidades insignificantes de oro y las acciones se desplomaron en la Bolsa de Toronto, afectando el mercado bursátil a nivel mundial.

A partir de ese momento, y con este fraude como ejemplo, los países mineros crean el Comité Internacional para el Reporte de Recursos y Reservas – CRIRSCO, (por sus siglas en inglés), organización internacional que promueve las mejores prácticas para informar públicamente sobre resultados de exploración, recursos y reservas mineras. Actualmente CRIRSCO cuenta con 11 integrantes, incluyendo a dos países latinoamericanos, Chile y Brasil.

En el 2015 Colombia, en cabeza de la Agencia Nacional de Minería (ANM), dio el primer paso para ingresar a este comité internacional y contar con un estándar propio, el cual será una condición determinante para estimar y clasificar con precisión los recursos y las reservas de los títulos mineros del país, lo que permitirá alcanzar una industria minera más competitiva y atractiva para la inversión extranjera en el país.

El proyecto tiene como prioridades: elaborar un estándar colombiano, alineado con las normas internacionales, para el reporte público de resultados de exploración, recursos minerales y reservas mineras; gestionar la conformación de la Comisión Calificadora Colombiana de Recursos y Reservas para certificar a los profesionales que harán esos reportes públicos; y adoptar la Clasificación Marco de las Naciones Unidas para construir el inventario minero del país con base en información certera y veraz.

“Nuestra intención es alinearnos a nivel internacional porque Colombia tiene un gran potencial y la estandarización es el mejor camino. Además, queremos que el minero tenga acceso al sector financiero y para esto, debe demostrar que en su título hay minerales y cuántos hay, pero con información de alta confiabilidad, pues en una industria donde el riesgo es tan alto en las primeras etapas es muy difícil contar con un crédito”, explicó Silvana Habib Daza, presidenta de la ANM.

“Para nosotros es fundamental que este proceso llegue a buen término para que el Estado colombiano pueda hacer un inventario real de sus recursos y sus reservas mineras. Queremos que este sea un proyecto integral: acceso al sector financiero, reglas claras en la exploración y profesionales certificados. Ya desde el año pasado tenemos la versión final de nuestro estándar y a la ANM como autoridad minera, le interesa que haya una categorización única que se aplique en el país que sea comparable con cualquiera a nivel internacional”, sostuvo la funcionaria.

Este trabajo, que se ha realizado durante dos años, ha permitido construir el estándar colombiano gracias al acompañamiento de gremios mineros grandes, medianos y pequeños, profesionales de la industria minera, profesionales colombianos certificados en códigos internacionales, además de especialistas de Australia, España, Chile y Brasil, además, la Agencia Nacional de Minería ha contado con el acompañamiento del Banco Interamericano de Desarrollo, con el equipo de Iniciativa del sector extractivo, el cual ha participado activamente con la asesoría jurídica en la discusión y propuestas de constitución de la Comisión.

Para poder presentar este estándar a la entidad internacional, se conformó una Comisión Calificadora integrada por los cuatro grandes gremios que agrupan a los productores de minerales, así como a las asociaciones profesionales de geólogos e ingenieros de minas. Y fue así como a finales de 2017, con la firma del Memorando de Entendimiento por parte de la ANM y CRIRSCO, se protocolizó la candidatura oficial de Colombia al Comité Internacional.

El paso más reciente en todo este andamiaje fue la elección de los candidatos de la Comisión Calificadora Colombiana de Recursos y Reservas, 13 expertos escogidos por los gremios del sector y las asociaciones profesionales. De los seleccionados, quienes trabajarán ‘Ad honórem’, cinco harán parte del directorio y los demás conformarán los Comités de ética, técnico y de registro, reiterando que su principal función será certificar a los profesionales competentes en recursos y reservas.

“Todo este proceso nos brindará lineamientos y reglas claras para la minería en el país, tendremos profesionales calificados, e información verídica para poder tener un inventario real de nuestros recursos mineros, para que el Estado colombiano pueda administrarlos de manera eficiente”, puntualizó Habib. Daza.

Comparta esta información con sus contactos.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
© Copyright 2019. Sitio desarrollado por Inkster
Traducir »